administración de la obra
Spanish

Quien trabaja con obras conoce bien todos los procesos involucrados para que al final todo salga según lo planificado.  El profesional que necesita liderar al equipo y organizar todos los trabajos en las obras debe estar siempre atento a las mejores prácticas y cómo optimizar las acciones para lograr los mejores resultados. 

En el material de hoy hablaremos justamente sobre eso: ¿cuáles son los secretos de una buena administración de obras?  ¿Qué es necesario saber para no equivocarse?  ¡Acompañenos!

Qué es

La administración de obras es todo el conjunto de acciones que se implementan para atender las necesidades de costo, calidad, plazos, equipo, productividad, etc. de la obra. En definitiva, todo lo que es necesario para que los planos se conviertan en realidad de la mejor forma posible. Con una administración ejecutada de manera apropiada, es posible evaluar las fases de ejecución, considerando los plazos de entrega, tecnologías y equipos. 

De esa forma, es posible identificar y entender los puntos críticos del emprendimiento y también evitar que los gastos y plazos avancen más allá de lo previsto.  La planificación es esencial para esa gestión, ya que es posible predecir riesgos y tener planes de acción para cualquier eventualidad.

Secretos para realizar una buena administración de la obra

Planificación

¿Ya pensó iniciar un proyecto desde cero, sin tener la mínima idea de donde necesita ir?  Es complicado, ¿verdad? Es difícil trabajar sin tener los objetivos bien definidos. Como ya comentamos, planificar es fundamental para cualquier obra.  Para ello, es necesario evaluar el plazo establecido para la conclusión del proyecto comparándolo con el presupuesto disponible. Con esa información bien definida será más fácil elaborar una buena planificación de obra, que guiará a los profesionales en la conducción del trabajo.

La planificación debe establecer ítems como descripción de las etapas de la obra, costos de cada una de ellas y necesita ser distribuida hacia todos los responsables de la construcción, quedando accesible siempre que sea necesario. Otro consejo importante es revisar la planificación durante la fase de ejecución, para ajustar cualquier punto que haya sido alterado en la marcha del trabajo.

Control de los costos

La compra de equipos, materiales o contratación de servicios de terceros impactan directamente en los costos de la obra.  Por esa razón, el jefe debe estar atento previamente a esos gastos, para que ningún costo llegue de sorpresa a la cuenta de la obra. Esa programación de gastos también debe estar prevista en la planificación. 

Planificación logística

Así como es necesario planificar temas de costos y operativos, el jefe de la obra debe prestar atención a puntos como el flujo de personas y materiales en la obra, las instalaciones provisionales, equipos de transporte, entre otros. Todo eso ayuda a evitar cualquier incidente y también a identificar factores de riesgo. 

Cronograma

Establecer plazos es importante en cualquier proyecto, sin embargo, cuando se trata de uno que involucra tantas etapas y depende de muchos recursos para alcanzar el objetivo deseado, es primordial contar con un cronograma detallado.  En dicho cronograma, la información de las etapas o actividades de la obra deben ser detalladas en una línea del tiempo, que presenta la fecha de inicio y fin de cada etapa.  Esto facilita el análisis de la marcha de las actividades y la verificación de lo que está atrasado y necesita agilizarse, por ejemplo.

Atención con proveedores y plazos

Sin el trabajo de los proveedores y prestadores de servicios la obra simplemente no transcurre. Muchas veces el jefe de la obra queda entre esos profesionales y el cliente, necesitando cumplir plazos y responder acerca de cualquier problema.  Y es evidente que el contratante nunca va a querer perder tiempo y no siempre será comprensivo con muchos atrasos. 

El papel del jefe es establecer los plazos y entregas muy bien alineados con todos, por eso, es necesario recordar los compromisos asumidos por los proveedores.  En caso de que perciba que los prestadores de servicio no están cumpliendo lo establecido, debe buscar otras soluciones para no perjudicar la marcha del proyecto. En el transcurso de los años, construirá una lista de profesionales de confianza y la tendencia es que ese tipo de situación no suceda con frecuencia. 

Aplicando estas recomendaciones en el día a día de la obra seguramente la chance de llevar a cabo un emprendimiento exitoso es mucho mayor. Continúe acompañando los contenidos del blog y reciba mucha información útil para su rutina de trabajo.