Seguridad en la obra: qué se debe hacer para no correr riesgos
Spanish

Todo cuidado es poco para los que trabajan en la construcción civil. Un error aparentemente banal puede acabar en un accidente más serio y traer consecuencias graves para la salud del profesional. Por esa razón, tener una conducta de trabajo consciente y estar siempre atento a las normas de seguridad es esencial para evitar riesgos. 

El cantero de obras es un espacio repleto de peligros para quien no tiene la atención necesaria y muchas veces estamos hablando de detalles sencillos, pero que pueden ser fatales. Vea algunas recomendaciones de seguridad para ponerlas en práctica en la rutina de trabajo:

Equipos de seguridad

A veces por considerar desagradables o hasta por olvido, muchos profesionales que trabajan en la obra acaban ignorando la importancia de los equipos de seguridad.  Al no usar los accesorios - también conocidos por Equipos de Protección Individual (EPIs) - ellos corren un gran riesgo en el manoseo de máquinas o en el trabajo en locales más peligrosos.

El uso de equipos como cascos, botas, respiradores, guantes, lentes y otros ítems debe ser parte de la rutina así que el profesional llega a la obra. Con esa protección, aunque suceda alguna fatalidad, el trabajador corre menores riesgos y sufre menos daños. Es importante recordar que cada obra exige un tipo de equipo diferenciado, por esa razón, es obligación de la empresa suministrar esos materiales, orientar sobre su uso y también cuidar su mantenimiento. Lo más importante es tener en mente que lo que está en juego es la salud del profesional. 


Señalización en la obra 

Una obra mal señalizada es peligrosa tanto para los operarios como para las personas que circulan por las proximidades.  El uso de placas, carteles, señalizadores y adhesivos mejora la organización de la obra, ayuda a prevenir accidentes y facilita el tránsito en situaciones de emergencia.  

Qué señalizar:

•    Trechos con peligro de caída de materiales.
•    Locales con sustancias tóxicas.
•    Vías exclusivas de acceso para vehículos o peatones.
•    Salidas de emergencia. 

Esas indicaciones en el local deben ser realizadas por la empresa responsable del emprendimiento. Sin embargo, los propios trabajadores pueden percibir alguna situación de riesgo o local no señalizados correctamente y accionar a los responsables para los ajustes necesarios, lo fundamental es no dejar que la falta de señalización acabe ocasionando algún accidente. 


Cantero de obras limpio y organizado 

Ese ítem compromete también la seguridad de la obra. Si el profesional está andando en un ambiente organizado y limpio, las actividades deben ser ejecutadas más rápidamente y existe un riesgo bien menor de accidentes de trabajo. 

Vea algunos cuidados importantes:

•    Realizar la limpieza del cantero todos los días. Puede ser realizada por una empresa contratada o por los propios operarios al final del turno. 
•    Evitar el acúmulo de plásticos, papeles, embalajes, sobras de materiales de construcción, etc., porque pueden perjudicar la circulación de personas.  
•    Saber dónde guardar los materiales al final de cada día de trabajo.
•    El depósito debe ser organizado con la identificación de todos los materiales que se usarán en la obra.
•    Pisos mojados o con restos de tinta deben ser secados para evitar que alguien se resbale y caiga. 
•    Las herramientas de trabajo deben guardarse al final del día en locales adecuados.  

 

Cuidados personales

Para quien trabaja en el cantero de obras es recomendado también tener cuidado con la higiene personal. En un ambiente con bastante tierra, polvo, arena y otros residuos es importante lavar las manos con frecuencia, especialmente antes y después de las comidas para evitar algún tipo de contaminación. Las frutas y verduras que serán consumidas durante el trabajo también deben ser bien lavadas. Además, el profesional debe mantener las uñas siempre limpias y cortadas, y usar calzado resistente al andar por la obra. 


Instalaciones eléctricas

Las instalaciones eléctricas de la obra deben estar en excelentes condiciones para no ofrecer ningún peligro a los trabajadores.  Todo el cableado como toma de energía, cables, interruptores y tablero de energía deben estar protegidos de la lluvia, viento y sol. Incluso con todos esos cuidados de seguridad, el operario no debe lidiar con las instalaciones eléctricas si no posee preparación, apenas un profesional calificado puede realizar cualquier mantenimiento que sea necesario. 

Todos esos cuidados son fundamentales para los que trabajan en el cantero de obras. La falta de atención en alguno de ellos pone en peligro al profesional y puede traer daños irreversibles. Por ese motivo, los requisitos de seguridad no deben apenas ser llevados a serio por ser normas obligatorias, sino también existen para garantizar el bienestar y la protección de los trabajadores. Continúe acompañando los materiales y entérese de todas las novedades del Mundo Tigre.